Puerto07_0Llanes siempre estará ligado a la actividad pesquera por haber sabido desarrollar una activa vida marinera cuando la pobreza agrícola del oriente asturiano y las dificultades de las comunicaciones con el interior peninsular hacían mella en la sociedad del momento, pero sobre todo, porque muchos años después de este hecho y habiendo disminuido la actividad considerablemente, los vecinos de la villa siguen mostrando interés por su puerto, y han sabido reinventar la dura vida marinera a los nuevos tiempos.

Tanto si estás de paso como si cuentas quedarte varios días en Llanes, estamos seguros que casi sin darte cuenta tambíen te verás haciendo vida a orillas de la ría: un paseo, una cena, una calle que termina con vistas al mar… ¡Estate atento! te damos las claves para que no te pierdas nada.

Empezamos esta ruta por el “Llanes marinero” con un referente para los llaniscos… el puente, lugar de quedada para muchas generaciones y punto de paso para todo aquel que nos visita por primera vez. Os recomendamos que os cojais un heladin en la mítica heladería Revuelta para disfrutar al aire libre durante todo el paseo.

9590230261_1c3a92e067_h-1379677998

Ya con helado en mano y según giramos a la derecha, tenemos por delante el puerto de Llanes para pasear. Como ya decíamos, fue un puerto muy relevante en la actividad pesquera, en el comercio de la sal, por la riqueza de sus bancos y caladeros de pesca de ballena, sardina, merluza, congrio, caballa, besugo… Tras muchas reformas a lo largo del tiempo, actualmente nos vamos a encontrar con un nuevo puerto deportivo que se adapta a las necesidades turísticas y que convive con una estable flota que mantiene el sabor tradicional del sector pesquero de Llanes, y al final, un nuevo espigón protegido por dos escolleras de bloques de hormigón que lo defienden de los fuertes temporales, y que a su vez constituyen la base de los Cubos de la Memoria.

El mismo trayecto nos va a llevar a la Lonja, La Rula o Lonja del Pescado. Se trata de un edificio de reciente construcción, ya que la antigua rula alberga actualmente la Oficina de Turismo de Llanes. Dispone de un restaurante en la primera planta por donde se puede acceder libremente a un corredor desde el que es posible disfrutar de la subasta o “rula” del pescado (de lunes a viernes sobre las 16:30 horas aproximadamente).

cubos-de-memoria-ibarrola-01Cabe destacar que esta zona es la ideal precisamente para degustar todos los manjares que el cantábrico nos regala, así como para reposar las sobremesas en cualquiera de las terrazas que se ofrecen.

Al final del puerto debemos de subir al espigón, siempre con precaución, para observar de cerca los Cubos de la Memoria, que son definidos por su autor Agustín Ibarrola como “… el mayor reto al que me he enfrentado, convirtiendo la escollera del puerto llanisco en una gigantesca escultura policromada de infinitos escorzos…”; “… se trata de arte público en el más amplio sentido de la expresión…”; “… La tridimensionalidad, el colorido y los efectos ópticos aprovechando el oleaje y las mareas, forman parte de los múltiples atractivos diferenciales de Los Cubos de la Memoria…”.

A continuación subimos en dirección al barrio de la Moría, donde nos encontramos con El Fuerte, otro lugar mágico de Llanes. Se construyó en época de piratas para defenderse y cañonear a los barcos enemigos que pretendían entrar la villa. Actualmente se ha convertido en un mirador con maravillosas vistas al Cantábrico.

 

Terminamos el paseo en la Playa de Sablón, una pequeña playa urbana que recibe su nombre por el término asturiano “sable” para referirse a la arena. Es el mejor punto para observar el Llanes medieval, pues tras el derribo de parte de su muralla en otros tiempos en los que el cuidado al patrimonio no era considerado como una posibilidad, aún se conserva el segundo tramo de muralla medieval más largo del norte de España.

_29Al final de la playa de Sablón, y para rematar la caminata, nos encontraremos unas escaleras que nos llevan al Paseo de San Pedro, otra visita obligada a la que le hemos dedicado un post aparte por sus impresionantes características. De todas maneras, si solo estais de paso y no teneis tiempo a más, merece la pena subir aunque solo sea a tomar una foto desde el mirador. 

Existen muchas otras características que hacen de Llanes una villa marinera en toda regla, como el Paseo de San Antón, “el tendederu”, el faro… pero eso lo dejamos para otro capítulo.

 

¡Esperamos que lo disfruteis!

 

Logo-Blanco-La-posada-dRH

Sin títuloK

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest